Hace dos años y un día…

Hace dos años y un día que vivo sin él… Asi comienza una reconocida canción del dúo Pimpinela que data de los años en que mi madre salía a pasear con mi padre de novios. Desde pequeña me gustan esas canciones de épocas lejanas a la mía, pero nunca imaginé vivir una de esas canciones en carne propia. Un día como hoy hace dos años estaba llorando la partida de alguien que me marcó, que rompió mi corazón y se marchó sin darme una explicación lógica. No morí porque de amor nadie se muere, por el contrario, aprendí que hay cosas que simplemente no son para ti y que el destino te quita de la vida para que puedas continuar tu vida feliz contigo mismo y no por alguien más.  Aprendí a decir adiós y comprendí que es mejor un adiós a tiempo que vivir arrepentido y culpándote por haber dejado que te hicieran sufrir por más tiempo. Y como dice la canción “Hace dos años y un día que vivo sin él, hace dos años y un día que no lo he vuelto a ver. Y aunque no he sido feliz he aprendido a vivir sin su amor.” 

Aunque sientas que acabas de perder lo mejor que te pudo pasar en la vida sigue hacia adelante, estuve 6 años en lo mismo, pero decidí no seguir sufriendo y al fin y al cabo encontre la verdadera felicidad, hago lo que me gusta y apaciona. Asi que no tengan miedo de decir adiós. 

Anuncios